Somos governados por idiotas

Somos governados por idiotas